gin

El Gin tonic, protagonista en la gran pantalla

Nadie conoce aún el ingrediente secreto de una buena película. Quizás sea un buen guión -aderezado con la acción, el drama y los toques de humor justos-, unas localizaciones deslumbrantes, un vestuario impactante o, simplemente, actores cuyos rostros atraigan a miles y miles de seguidores deseosos de ver su última interpretación en la gran pantalla.

Y exactamente lo mismo ocurre con un buen Gin tonic. Quizás el secreto esté en no preguntar al barman que nos ha atendido, en reprimir las ganas de interrogar al amigo que se ha ofrecido a prepararnos uno en su casa… Quizás el verdadero misterio resida en cerrar los ojos y disfrutar de cada trago con calma y agudeza, saboreando lentamente y dejando a los sentidos sorprenderse.

Pero, ¿qué tienen en común el gin tonic y el cine? A simple vista puede parecer que nada, pero lo cierto es que comparten más de lo solemos creer. El cine, a lo largo de su historia, se ha rendido a muchas modas y también ha sido artífice de otras tantas que han trascendido más allá de sus cuatro paredes repletas de butacas.

El cine deslumbra, tiene ese poder casi hipnotizante de convertirnos en todo aquello que queremos ser, con él nos evadimos de la realidad y nos sumergirnos en otro mundo que ha sido creado únicamente para uso y disfrute nuestro.

Y en ese mundo, como no, somos tremendamente atractivos, conducimos un coche que llama la atención de los viandantes, vestimos ropa cara, tenemos un trabajo que adoramos y cuando cae la noche y entramos en un bar, bebemos Gin tonic.

Los héroes de la gran pantalla se rinden ante esta bebida, igual que un día lo hicieron con los cigarrillos e incluso con el whisky con hielo. El Gin tonic es, sin duda alguna, un protagonista más del séptimo arte. Y si no que se lo hubieran dicho a Marlon Brando, quien confesaba que era su bebida preferida.

Dicen que el mismísimo Alfredo Landa era un maestro preparando Gin tonics, ¿te hubieras atrevido a preguntarle a él su secreto? No, ¿verdad? Pues a partir de ahora disfruta, siente, saborea y capta matiz a matiz todo el estallido de sabores de cada Gin tonic. Porque si supiéramos el desenlace de cada película, sentarse delante de la pantalla perdería todo su misterio…

Interior. Noche. Barra de un bar. Dos hombres miran fijamente a la camarera y le susurran al oído. –Dos Gin tonics, por favor.

One thought on “El Gin tonic, protagonista en la gran pantalla”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


− 5 = two

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>