gin tonic

Cómo hacer helado de gin tonic

Para los entusiastas del gin tonic, el cóctel no es solo algo que se puede beber sino también una excusa perfecta para hacer postres, como una tarta de gin tonic o, por ejemplo, para escoger el sabor del helado que será el perfecto refrescante para las tardes de calor del verano. Cada vez son más las heladerías que lo incorporan en su carta de helados, aunque para quienes gustan de hacerlo en casa siempre queda la opción DIY. Sigue leyendo, porque te explicaremos cómo hacer helado de gin tonic.

Existen muchas recetas de helado de gin tonic tanto en los libros de recetas para postres como en la red. Nos ha llamado la atención esta receta del blog CocinoyDisfruto, ya que echa mano de muchos ingredientes que fácilmente podemos tener en casa. Los ingredientes para hacer un helado de gin tonic son simples. Se necesita:

- 40 ml de ginebra. Podéis escoger vuestra ginebra favorita, escogiendo los sabores que más os convencen.

- 250 ml de tónica. Y como hacéis con un gin tonic para beber, podéis elegir la que mejor marida.

- 100 gramos de azúcar glas

- 20 gramos de azúcar (en la receta original nos recomiendan azúcar invertido para que no se formen cristales en nuestro helado).

- 100 gramos de nata para montar

- 3 cubitos de hielo

- una lima (solo necesitaremos su piel)

Una vez que tenemos todos los ingredientes, empezamos la elaboración del helado. Juntamos y mezclamos en un bol la ginebra, la tónica y el azúcar (ambos tipos), a los que cuando estén bien mezclados y se haya ido el gas de la tónica sumaremos la nata. Cuando todos los ingredientes estén bien unidos, hay que añadir los cubitos (como nos explican en CocinoyDisfruto servirán para enfriar la mezcla y hay que remover hasta que se hayan fundido y mezclado bien) y luego la ralladura de lima. Cuando está todo bien mezclado solo hay que meterlo en una heladera y dejarlo en el congelador. ¡Y nuestro helado de gin tonic estará listo!

Ahora solo hay que esperar a que la ocasión sea propicia y lanzarse a degustarlo. El helado de gin tonic puede ser una opción perfecta como postre, para tomarlo a media tarde (nada mejor que la hora de la merienda) o para usarlo como refrescante en medio del calor. Aunque no dejéis que el verano os limite: el helado puede tomarse todo el año (y en los países del norte de Europa, por ejemplo, lo toman también en invierno) y el helado de gin tonic puede ser un estupendo ‘autopremio’ cuando llegue el invierno.

Foto  Global Jet

4 thoughts on “Cómo hacer helado de gin tonic”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


4 − three =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>