agua

La importancia del agua en la ginebra

El agua es uno de los elementos más importantes para la vida humana, si no el más importante. Para algunos, la vida significa poca cosa sin ginebra. Bueno, también en el caso de la ginebra el agua es importantísima; al fin y al cabo, no deja de ser la mitad de lo que nos bebemos…

Por eso hoy queremos hablar un poco del agua que hay en la ginebra. Para la producción de cualquier ginebra se hace imprescindible, una vez destilada, reducirla con aproximadamente la misma cantidad de agua que de destilado. Las ginebras premium, por lo tanto, cuidan mucho qué agua utilizan en sus procesos. Tiene su lógica: el agua es incolora, inodora e insípida, de acuerdo, pero una más, y otra menos.

El agua del grifo incluye sustancias, elementos, incluso seres vivos que definitivamente modifican el sabor del agua. Y lo último que quiere un maestro ginebrero es ver todo su trabajo corrompido en el último momento al añadir un agua demasiado salada o con regustos metálicos, por ejemplo. Así que nada de agua “normal”. Al contrario, los fabricantes suelen decantarse por una de las tres opciones siguientes.

Atención, también, al agua de los cubitos de hielo…

Agua destilada. Si realmente queremos que el agua de nuestra ginebra sea agua, y nada más, la destilación es el procedimiento adecuado a seguir. De hecho, suele ser la recomendada para las fabricaciones caseras. Es la empleada en la ginebra Bloom, o en toda la familia Bombay, por ejemplo. Son las ginebras con los aromas botánicos más limpios.

Muchos maestros parten de la idea de utilizar el agua más pura y natural que puedan obtener. Por ello suelen elegir orígenes considerados limpios, a veces muy exóticos: es el caso de Martin Miller’s y su agua de glaciar, o Macaronesian y su agua volcánica, o Iceberg y su agua de… de qué va ser. Basta con un pequeño tratamiento (normalmente procesos de filtrado sencillos) para utilizar esta agua. Entre ellas están mis preferidas…

Algunos fabricantes sí que cuentan con las aportaciones que el agua pueda hacer a su ginebra. Estos se decantan por las llamadas aguas minerales, que surgen de la tierra con altos contenidos en unos u otros elementos. Gilpin’s (y muchas otras) escogen manantiales exclusivos por su agua especialmente rica en esto o en aquello, y por tanto más o menos dulces, secas, astringentes, blandas… En estos casos, más que nunca, el agua forma parte de la receta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


1 × = eight

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>