El sabor, la Medicina y los Reyes Magos

Dicen por ahí que hasta cumplir los 30 somos incapaces de apreciar un buen Gin Tonic. Y podría tener  su fundamento: las papilas gustativas no están desarrolladas lo suficiente como para apreciar tan particular sabor hasta esa edad.

Por eso estamos de moda, la generación del setenta y tantos hemos alcanzado la madurez papilar y tenemos muchas ganas de fiesta. Y de brindar.

Si nos remontamos a la Historia, todo comenzó gracias a la Medicina: quinina para la malaria y ginebra para la indigestión. El remedio, unos cubitos grandes de hielo y saber escoger a la mejor compañía.

Y aquí me encuentro yo: un médico de más de 30 hablando de un tema apasionante y desconocido para mí. ¿Y por qué no?

Lo que sí que sé es que los mayores de 30 también queremos creer en los Reyes Magos. Aunque estemos pendientes de nuestros hijos, de nuestras familias.

De vez en cuando, aunque parezcas invisible, aunque ya casi ni lo esperas, alguien llama a tu puerta y te devuelve a la niñez.

gin 1

gin 2

Porque también tenemos sueños, y también nos merecemos creer y que nuestros ojos brillen.

¡Salud!

Ibn Sina

One thought on “El sabor, la Medicina y los Reyes Magos”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


three + 7 =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>