cocteleras

Diferentes tipos de cocteleras, ¿cómo elegir?

Si hay un elemento emblemático en la panoplia de herramientas de un camarero que se precie de tal, esa es la coctelera, así que si te gusta preparar combinados es comprensible que tarde o temprano decidas agenciarte una. Cuál elegir es una cuestión de estética y funcionalidad. A continuación, unas cuantas pistas para saber cómo elegir la coctelera que necesitas.

Ojo, aquí no te vamos a enseñar a usar la coctelera, que tiene su técnica y su arte, por supuesto (y y lo irás aprendiendo con la práctica). Sólo un par de ideas para empezar; la coctelera es para agitar, así que nada de añadirle sólidos (que estorban) ni bebidas gasificadas (que pierden el gas), ni para cócteles claros (sin licores ni lácteos ni huevo). Y recuerda no llenarla hasta la boca, sino tres cuartas partes…

Una coctelera de tres cuerpos Alessi de acero mate.

Vaya por delante que hay muchas cocteleras diferentes. En cuanto a los materiales, las encontramos predominantemente de metal (latón, acero, a veces bañadas en metales nobles), pero también de vidrio o plástico. Las hay de varios tamaños, aunque deben oscilar entre los 500 y los 750 mililitros. Y, aunque hay muchos tipos y variedades, los siguientes son los más fáciles de encontrar.

La coctelera tiene dos funciones: agitar y enfriar

La forma más característica de la gran familia de las cocteleras es la de tres cuerpos o cobbler, compuesta por un vaso, un cubrevaso o tapa y un tapón. El cubrevaso tiene en su parte superior agujeritos para colar el combinado en el momento de servirlo. Si es de mayor tamaño (para varios cócteles, hasta 900 ml.) se denomina Manhattan. Una elección de gama alta que requiere un poco de maña en el filtrado y mucha limpieza.

La coctelera de dos piezas, también llamada francesa o Bahía, tiene solamente un vaso (con o sin colador incorporado) y una tapa. Es sencilla y económica, fácil y rápida de utilizar, una buena idea para un principiante, aunque si no tiene colador incorporado (que normalmente puede quitarse) puede resultar engorroso al principio.

La coctelera tipo Boston o americana es la que seguramente tiene más encanto. Se compone de un vaso de metal y un vaso de cristal (que sirve también como vaso mezclador, buena ventaja), y encajan con unos golpecitos. No lleva colador (se cuela abriendo un pequeño espacio entre las dos piezas), por ello es más difícil y lento preparar cada cóctel. ¿Con cuál te quedas?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


two + = 7

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>