2585734046_5e07443c34_b

3 recetas de gin tonics atrevidos y diferentes

No, no es necesario que esperes a visitar una moderna coctelería rompedora para tomarte un gin tonic osado. Las recetas de gin tonics atrevidos y diferentes se pueden preparar en casa y pueden ser una manera de sorprender a tus amigos (y convertirte en el mejor anfitrión de tu grupo de amistades).

Toma nota: aquí te dejamos una lista con 3 recetas de gin tonics diferentes. 

Gin tonic con violetas

Violetas-Madrid

Las violetas son los caramelos más típicos de Madrid. Tienen forma de violeta, huelen (y saben) a violeta y eran una de las cosas que más triunfaba en el Madrid de la Belle Époque. Como anécdota se dice que el rey Alfonso XIII se los regalaba a su esposa, Victoria Eugenia,… y también a sus amantes. No debía tener mucha imaginación.

Pero sin duda serán un toque de lo más rompedor para preparar un gin tonic. ¿Qué necesitas? Puedes emplear las recetas que circulan por la red para hacer gin tonic con violetas (las flores) pero cambiándolas por los caramelos. Hay quien lo ha hecho y el resultado ha sido bueno.

Prepara un gin tonic con los habituales ingredientes (incluido un toque de limón) y añade al final los caramelos.

Gin tonic de tomate cherry

5079112803_b11d28b175_z

Los tomatitos cherry son unos de los más recurrentes en las ensaladas y también los puedes añadir en tu gin tonic. Eso sí: tendrás que echar mano también de la albahaca y del limón para acabar de aromatizar este gin tonic de aires ciertamente saludables.

Necesitas, por tanto, tu ginebra favorita (aunque alguna en la que las hierbas aromáticas tengan más peso sería recomendable) y tu tónica de confianza. Echa primero el hielo, luego la ginebra y después los ingredientes sorprendentes. Un par de tomatitos por copa son más que suficientes, sobre todo porque es recomendable cortarlos para que su sabor se fusione mejor con el de los demás ingredientes.

Suma un par de hojas de albahaca y añade un toque de limón (no el zumo, sino un twist de piel de limón). Ya estás preparado para sumar la ginebra.

Gin tonic de sandía

5427691534_4c0420cdc9_z

La sandía es la fruta por excepción del verano y también puede ser la un complemento para tu gin tonic. Claro que para hacerlo tienes que contar con cierta mano para darle forma a la sandía.

Hay diferentes fórmulas para preparar un gin tonic de sandía. Hay quien sigue la receta tradicional del gin tonic y añade en el último momento una brocheta de sandía, para darle el acabado final y aromatizar el cóctel.

Para otros, la sandía se añade más o menos como hacíamos con los otros elementos sorprendentes. Añades el hielo a la copa y la ginebra y después sumas la sandía cortada en trocitos pequeños. Sumas luego la tónica, ayudándote con una cuchara, y remueves ligeramente antes de servir.

Si estas recetas te han parecido demasiado osadas, pero aún así quieres hacer algo distinto al limón y al pepino, siempre puedes echar un vistazo a las recetas de gin tonics con cítricos que no son limón o a las recetas de gin tonics de frutos rojos.

Fotos 1, 2, 3, 4

2 thoughts on “3 recetas de gin tonics atrevidos y diferentes”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


seven × = 28

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>