botanicals

The Botanical’s: aristocráticamente inglesa

Seguimos recorriendo el mundo a través de sus ginebras. Hoy toca pasarse por La Meca de este destilado, la pérfida Albión. No es fácil escoger una ginebra que represente el “estilo inglés” (si es que esas dos palabras pueden ir juntas). Hemos optado por The Botanicals, una ginebra de corte clásico y cuidadísima elaboración. Máxima calidad sin estridencias.

Empezamos por el lugar, la destilería Langley de Londres, de la familia Palmer, un lugar emblemático fundado en 1902. Está abierto a visitas turísticas y los alambiques tienen incluso nombre propio (no es broma: Constance, nacida en 1917 y con capacidad para 4000 litros, por ejemplo). Aquí se producen otras joyas como Geranium, Bulldog y, claro, Langley’s nº 8. Un auténtico templo de la ginebra.

botanicals

Seguimos con el método. The Botanical’s se destila en dos alambiques John Dore (al parecer, lo mejor de lo mejor) nada menos que cinco veces. Esta no es su única peculiaridad; se utiliza sólo la mejor parte del destilado (la llamada small batch) partiendo de lo que la propia empresa denomina el “mejor trigo inglés”. Y los botánicos se maceran uno a uno (en un orden, cantidad y duración secretos) antes de la quinta y última destilación. Ah, y el agua es de lluvia, filtrada en piedras basálticas…

Una sobria ginebra digna de cualquier mesa

De sus catorce aromáticos, uno es secreto. De acuerdo. Los otros son los precisos, yo diría que los “reglamentarios”: aparte del enebro (montenegrino, por cierto), usan piel de naranja, limón y pomelo, nuez moscada, cilantro, raíces de iris, angélica y regaliz, canela y casia en rama y flor de azahar (de naranjo y limonero, ojo). Por supuesto, de calidad estrictamente vigilada; ¡nada de aceites esenciales!

Las combinaciones recomendadas para hacer con esta ginebra son las clásicas: con tónica y twist de naranja o limón, principalmente, o como mucho alguna fruta ácida. Sí, tiene presencias florales y cítricas, cómo no, pero sin concesiones ante lo que debe ser una ginebra: esa sequedad amarga, larga, tan reconfortante, propia de las London Dry.

Incluso la botella es elegante, cuadrada, en negro y serigrafiada en plata, con sus botánicos representados… Igual se me nota que me gusta bastante… 42’5 grados meticulosamente cuidados hasta llegar a un producto de excelente calidad, desde las materias primas hasta la presentación, pasando por la elaboración. Maldita sea, estos ingleses saben hacer ginebra. Brindo por ello.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


8 − = seven

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>