Hare-NonAlcohol

Instantáneas de los largos años sin alcohol

Ya lo contaba Raquel Campos en su estupendo artículo resumen sobre la Ley Seca que asoló cual plaga Estados Unidos, obligando a aquellos que querían seguir bebiendo a confiar en el (generalmente) alcohol adulterado que se servía en bares clandestinos.

Hoy, por suerte, no sólo contamos con una inigualable variedad de ginebras, tónicas, botánicos… en el mercado, sino que la moda de consumir productos creados por uno mismo va ganando adeptos incluso en nuestro país (ése al que antes de la llegada de Internet los estrenos llegaban con semanas de retraso a los cines), teniendo a día de hoy gran oferta de packs para fabricar y/o disfrutar de nuestro gintonic favorito sin salir de casa. A las ginebras fabricadas en la bañera de casa entonces se las llamó Bathtub y llegó a alcanzar elevados números de consumidores y pseudo Gin Masters. Actualmente, la sofisticación en la cocina y en el paladar casi ha llegado a todos los rincones de España, siendo una original alternativa a regalar ante fechas señaladas… Hoy, donde el universo del gintonic parece fluir en un dulce y eterno affaire, es bueno y, cuanto menos divertido, recordar aquellos duros años de restricción de alcohol donde la ginebra jugó un papel destacado en la sociedad estadounidense de los locos años 20:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


× four = 8

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>