gunnerghost

Gunner Ghost: la tradición marinera revisitada

Las ginebras Navy Strenght son una minoría en el mercado ginebrero internacional (habrá unas 30, al parecer un 2% del total), pero una minoría claramente al alza. Fuertes y muy aromáticas, estas “ginebras de la marina” son ideales para cócteles complejos, pero también para los talibanes de la ginebra. Hoy os presentamos una de las aparecidas en los últimos tiempos: Gunner Ghost.

Aclaremos primero qué es una ginebra “navy strenght”. Mientras las ginebras normales, una vez diluidas, rondan los 40 grados alcohólicos, llegando con facilidad a los 45, estas ginebras alcanzan los 57% ABV. Al parecer, esta ginebra era prescriptiva en la Marina inglesa en el siglo XVIII ya que, antes de diluirse, podía mezclarse con pólvora y ésta todavía ardía; una necesidad en los buques de guerra y la única manera de probar, entonces, la concentración de alcohol en una bebida.

Pero Gunner Ghost no es una Navy Strenght al uso. Mientras la mayoría tienden a respetar las recetas botánicas tradicionales, Brent Brewstillery (una pequeña y recién nacida destilaría de Minneapolis) ha elegido para su primera ginebra una panoplia bastante inusual y muy contemporánea: enebro, raíz de angélica, coriandro, hueso de albaricoque, granos del paraíso, lavanda, pétalos de rosa, vainilla, corteza de pomelo, hierba limón, lúpulo y tres más, totalmente secretos.

Como si un hipster diera la receta a la Marina, o al revés?

Algunos botánicos se maceran, otros se incorporan en la columna de destilación, y el enebro es protagonista pero se mantiene deliberadamente restringido, para dar expresividad a otros aromas. El resultado es una ginebra muy intensa, como era de esperar, en la que destacan ricas presencias florales sobre la base terrosa de las especias y la angélica, y con un final cítrico diferente, fruto del pomelo, el lúpulo y la hierba limón.

Repetidamente premiada a lo largo de 2015 y 2016, Gunner Ghost supone la comunión entre una ginebra de rancia tradición, situada en la génesis del gin tonic y lo más alejada posible del postureo, con las tendencias más contemporáneas en cuanto a aromatización. La botella, cuadrada y con un velero serigrafiado en negro, nos remite a esa idea.

¿Podemos mezclar Gunner Ghost? Claro, esa es la idea. Encaja y mejora todo tipo de cócteles con ginebra (el perfect serve de su creador Bartley Blume es Kissing the Gunner’s Daughter, “Besando a la hija del artillero”), y aunque en un gin tonic no es donde mejor se aprovecha, tolera todo tipo de intervenciones agresivas (versiones con zumos o siropes, por ejemplo).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


8 × eight =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>