Make-Gin-and-Tonic-Step-10

Gintonics para dummies

Fue unos años atrás cuando, antes siquiera de la moda hipster (antes incluso de la moda “retro”) dio por publicarse montones de libros para dummies que cubrían todas las áreas del saber; desde las más cotidianas como la cocina, hasta las ciencias y la ingeniería… pasando por los idiomas. Detrás de todo el marketing y de modas pasajeras quedaba eso sí cierta utilidad: la de acercar a los legos conocimientos básicos sobre la materia deseada. Ahora que todos somos expertos en el gintonic, ahora que todo español lleva dentro suyo un barman instruido tanto como un entrenador de fútbol en potencia me pregunto ¿Y si alguien (un completo outsider) quisiera introducirse en el universo del gintonic partiendo de cero? Amigo/a, este artículo va dedicado para ti, orgulloso dummie de la ginebra con tónica.

10.000-anos-bebiendo-alcohol_full_landscape

Breve historia del gintonic (nivel LOGSE)

Por si te animas a pasar de nivel y comenzar a poder dártelas de cultureta del gintonic, aquí dejamos unos artículos de la casa donde podrás profundizar sobre los orígenes históricos de la ginebra.

¿Lo fundamental? Se cree que los monjes holandeses crearon la ginebra como medicina a principios del siglo XII para combatir la peste bubónica. A finales del siglo XVI, los soldados ingleses descubrieron en Holanda la Genever, después de presenciar su efecto en los aliados. En el siglo XVIII la ginebra se había convertido en la bebida nacional de Inglaterra. Entre 1600 y 1730, la producción nacional de ginebra aumentó de medio millón a cinco millones de galones. Se dice que el clásico Gin-Tonic fue creado por los funcionarios británicos de clase media en el siglo XIX, que fueron enviados a servir al Imperio a Exóticos lugares plagados de mosquitos. La quinina que había en la tónica ayudó a contener la malaria y la Ginebra ayudaba a beber más tónica.

Hoy la ginebra es una de las bebidas alcohólicas más consumidas en el mundo, especialmente en España, que es la tercera en el ránking mundial de esta bebida y cuyo consumo, el recién pasado 2014, aumentó en nuestro país, siendo el único de los destilados en hacerlo junto al tequila.

¿Cómo preparar un gintonic?

El arte de preparar un buen ‘gin tonic’ comienza antes de que viertas la ginebra o la tónica. Es muy importante que enfríes el vaso con un poco de hielo de forma previa. Deja la copa así durante unos minutos y después vacía el agua de los cubitos derretidos. A continuación, Corta una rodaja de lima, colócala en el interior del vaso y sirve entonces la ginebra. Ahora vierte la tónica poco a poco apoyando la botella en una cuchara en espiral. Así consigues que la burbuja no rompa y que el gintonic conserve un sabor más chispeante. La ginebra es el alma de tu gintonic. El resultado de tu combinado depende, en gran medida, de la marca que escojas. Valora tres aspectos de este licor: su sabor, su aroma y su color. Ahora sólo falta elegir la tónica.

Por si eres de la generación display y, a la mitad del artículo ya estás cansado de leer, te dejo un vídeo para que la pereza no sirva de excusa.

capturada

(Haz click en la imagen para ver el vídeo) 

¿Qué tipos de gintonic existen?

La Genever holandesa y el London Gin.

La Genever holandesa  se destila en alambique clásico o alquitara. El alcohol se obtiene por la destilación de una mezcla de diferentes cereales sin maltear. A esta mezcla destilada se le suele añadir agua con azúcar, por lo que resultan más dulces que las London Gin. La alquitara suele incorporar además una rejilla interior donde los cereales (trigo, cebada, maíz y centeno) se colocan, evitando que suba mucho la temperatura y los queme o tueste. Es un método costoso, laborioso y de un bajo rendimiento.

La London (Dry) Gin se obtiene exclusivamente a partir de alcohol etílico (con un máximo de 5 gramos por hectolitro de metanol), cuyos aromas provienen exclusivamente de la redestilación con plantas naturales. Las London Gin no pueden contener más de 0.1 g/Litros de azúcar, por lo que su carácter seco es notable. Tampoco pueden añadirse otros ingredientes como colorantes, etc.

Por tanto sus principales diferencias son:

1. El alcohol base: En la Ginebra se sigue utilizando un aguardiente obtenido de la cebada malteada; para el Gin se utiliza cebada sin maltear. Como consecuencia de esto, la Ginebra adquiere propiedades de su alcohol base, mientras que el Gin no aporta más que el propio espíritu del alcohol.

2. La aromatización: en ambos casos se utilizan bayas de enebro, la diferencia radica en los otros ingredientes que le acompañan. Lo cierto es que las Genever poseen una aroma más dulce que el London Dry Gin

.gin-tonic

¿Dónde aprender más sobre gintonics y dónde adquirir productos?

… Has llegado al lugar de los verdaderos amantes del gintonic (#ginlovers): ¡Bienvenido!

ACTUALIZACIÓN: Las redes de (la) Internet me han alertado a tiempo de la existencia de un interesante libro publicado por CEAC denominado “GIN-TONIC PARA DUMMIES” cuyo autor es Sergio Estévez. ¡Propuesta de lectura para los no iniciados!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


nine − = 3

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>