familiascocteles1

Familias de cócteles; hoy, tragos cortos

Es fácil perderse en el amplísimo mundo de los cócteles. Según su composición y su presentación, los combinados conforman algo así como un enorme árbol genealógico en el que vemos las parentelas y relaciones entre unos y otros. Pueden identificarse más de veinte familias. Aquí hablaremos de aquellas en las que la ginebra es la protagonista o puede participar. Los tragos cortos son más antiguos, empezaremos por ellos.

Sour: nacido en Reino Unido en el siglo XVIII, es la base de los aguardientes acidificados con limón u otro cítrico. Limón y azúcar son los acompañantes obligatorios; clara de huevo, amargos, hielo y fruta son opcionales. Una amplia familia relacionada con otras que incluye grandes clásicos.

Sling: mezcla de origen norteamericano a base de agua, azúcar y el aguardiente deseado (normalmente ginebra), aderezado con nuez moscada. En principio, carece de aportes amargos, y puede complementarse con algún licor. Puede ir en frío o en caliente.

Flip: Otra bebida inglesa anterior a 1810. Aunque suele hacerse sobre base de vino licoroso, también puede usarse un aguardiente. Se mezcla con yema de huevo y azúcar, se bate y se decora con canela o nuez moscada.

Sangaree: En las mismas fechas apareció en las Antillas Británicas una mezcla de aguardiente, oporto, azúcar diluida en agua y nuez moscada como complemento. El hielo es fundamental.

Ver los cócteles por grupos, la mejor forma de comprenderlos

Cobbler: Hacia 1840 apareció en Estados Unidos esta amplia familia con un ADN sencillo: aguardiente, azúcar y fruta de temporada. El hielo, picado, es obligatorio. Puede llevar zumo y admite variaciones (fruta en almíbar).

Crusta: Otro cóctel de la misma fecha y lugar que el Cobbler, pero sin fruta, sólo aguardiente, azúcar y en este caso angostura. La copa de cóctel, la corteza de limón y el escarchado de azúcar, imprescindibles.

Smash: Mezcla que a veces podría englobarse en la antiquísima familia de los juleps, el smash de mediados del siglo XIX tiene menos menta y menos agua, pero sigue siendo igualmente refrescante, con mucho hielo. Puede incluir soda y decorarse con rodaja de naranja.

Buck: Surgido en el Londres de los locos veinte, fue el pionero reuniendo aguardiente, ginger ale, zumo de limón y su corteza como aditamento. También se llama coolers a estos “tragos largos en vaso bajo”.

Caipi: En verdad un miembro de los Sour de toda la vida (con su aguardiente, su cítrico y su azúcar) que ha sido capaz de constituir recientemente una familia propia basándose en la lima, y que tiene una enorme vigencia en la actualidad…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


three + = 9

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>