Estaminet1

En la frontera del enebro: L’Estaminet

Voy a empezar anticipándome y justificándome, ya que hoy vamos a hablar de una cerveza, y no de una ginebra. Sí, ya sé que este es un blog sobre ginebras y familia, y que en principio una cerveza aquí no pinta nada; pero en el caso de esta cerveza hay un importante punto en común con nuestro destilado preferido: las nebrinas.

Resulta que estaba yo de paseo por el norte de Francia (lugar al que no recomiendo ir especialmente, salvo que tengas algo específico que hacer allí o te pille de paso) degustando los productos típicos de la zona, es decir, cerveza; y cuál no sería mi sorpresa al toparme con esta cerveza con todas las de la ley, y además, “aginebrada”.

Estaminet2
Fresquita, qué rica…

Estaminet (un término muy regional procedente del antiguo dialecto valón que viene a significar “pequeño y sencillo bar”) es una marca de cerveza artesanal fabricada en Verdún. Entre otras, produce una pils con 7 grados de triple fermentación a base de lúpulo cuyas valoraciones y catas son fáciles de encontrar en internet, por lo que no me extenderé en ese punto.

Nos encanta la ginebra, pero de vez en cuando habrá que variar…

Me voy a centrar en el uso de nebrinas en esta triple rubia (ellos las llaman “bayas de enebro”, vaya por dios, se lo perdonaremos). Llamadme ignorante insidioso, pero nunca había visto antes algo así, y me ha sorprendido. Más aún, el resultado es impactante y muy gratificante; como ya se encarga de señalar el fabricante, el tono amargo del lúpulo se ve muy bien complementado por las nebrinas.

Empleadas como aromatizante en la última fermentación, las nebrinas aportan un toque fresco que, sin tapar el inconfundible sabor del lúpulo (al fin y al cabo estamos bebiendo cerveza), “corta” el sabor de la cerveza con el punto amargo de las nebrinas, tan querido para los bebedores de ginebra. No es ginebra, repito, pero creo que puede convenir a los paladares que gustan de ella.

Ojo, no nos confundamos; no estamos ante una de esas cervezas mezcladas con alcoholes, o de esas sospechosas latas de medio litro que te dejan para el arrastre; L’Estaminet triple blonde es una cerveza con todas las de la ley, pero con un toque que puede recordar a la ginebra. Una rareza de gente que, otra cosa no, pero cerveza saben hacer. Merece la pena probarla.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


× one = 5

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>