cristaleria

¿Copas rayadas? Cómo cuidar tu cristalería

Lo has conseguido, ya has encontrado ese juego de copas de balón o vasos de sidra que tanto te gusta, con los que podrás preparar gin tonics y otros cócteles de categoría. ¿A que no quieres que se estropeen? Porque una cristalería opaca o llena de marcas no ayuda a mejorar el aspecto de un combinado, al contrario… Aquí vamos a señalarte los cuidados indispensables que debes tener con tu cristalería para evitar que se estropee.

1. Evita dejarla expuesta a la luz solar directa, pierde parte de su brillo.

2. Evita también los cambios bruscos de temperatura; el recipiente podría rajarse (el llamado choque térmico). Atempera (calentando o enfriando) antes de añadir el líquido que sea.

3. No dejes líquidos durante largo tiempo dentro del recipiente de cristal, que podrían quedarle manchas.

4. Lava tus copas y vasos a temperatura tibia (unos 30 grados), siempre a mano; nada estropea tanto la cristalería como el lavavajillas. Es lo que llamamos erosión. Enjuaga con agua fría.

5. Utiliza jabones neutros y una esponja suave; son piezas delicadas y normalmente no tienen manchas fuertes que requieran rascar demasiado.

El decálogo imprescindible de los cuidados de la cristalería

6. Si por cualquier razón tu cristalería presenta manchas fuertes, recurre a los remedios tradicionales, como frotarlas con vinagre o alcohol (la ginebra barata da estupendos resultados).

7. Puedes aplicarles de vez en cuando un renovador de vidrio.

8. Escurre y seca las piezas lo antes posibles para evitar que aparezcan manchas de agua, especialmente si el agua de tu zona es muy dura o tiene mucha cal. Sujétalas por el pie. No uses bayetas que puedan dejar pelusa.

9. Almacena las copas (o vasos) en un armario para que cojan poco polvo, en posición vertical y evitando que se rocen entre sí.

10. Si no las utilizarás durante largo tiempo, envuélvelas en papel de estraza.

Siguiendo estos sencillísimos pasos podrás mantener durante mucho más tiempo tus copas y vasos en buen estado. Cierto es que nada dura para siempre, y es normal que con el tiempo y sobre todo con el uso las cristalerías se vayan deteriorando. Pero lo ideal, claro está, es retrasar ese momento todo lo posible, ¿estamos de acuerdo, no? Pues cuando quieras puedes invitarme a un gin tonic, y vemos qué tal la mantienes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


7 × = twenty one

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>