gingin

Conversaciones para tener con un Gin Tonic en la mano

“Tenemos que hablar”, así comienzan muchas rupturas y conversaciones que, por lo general, no suelen acabar en buen puerto. Aunque tampoco tienen por qué ser malas noticias, no seamos pesimistas. Se puede tener la necesidad de hablar de temas importantes, de contar alguna anécdota o novedad, hacer negocios o simplemente tener ganas de ponerse al día con alguien a quien hace tiempo que no vemos.

Pero, cuando hablamos de este tipo de conversaciones, ya sean serias o intrascendentales, es mejor hacerlo con un gin tonic en la mano. Esta bebida es propicia para soltarse la lengua, quitarse las vergüenzas y, por qué no, mantener conversaciones que rozan lo british. Porque la ginebra en sí, bebida inglesa por excelencia, predispone a poner acento británico y a tratar el tema desde un punto de vista inglés, por qué no.

Algunas conversaciones que deberían tenerse siempre con un gin tonic en la mano serían, por ejemplo:

-        La venta de un flamante Aston Martin: “Sí, Peter, sé que no lo necesitas en tu garaje pero imagínate los domingos a media tarde paseando con él de la ciudad hasta la casa de campo”. Seguro que Peter toma la decisión gin tonic en mano. Y seguro también que esta acaba siendo afirmativa.

-        ¿Oasis o Blur?: Como el limón o la naranja, la playa o la montaña, el frío o el calor… te pueden gustar ambos pero siempre tienes un favorito. Hablar de brit pop es lo más british que se puede hacer con un gin tonic en la mano.

-        El caballo número 4 será el ganador: Ascot es sinónimo de carreras de caballos, sombreros y gin tonics por doquier. Y las apuestas así deben hacerse. Ganar o no ganar, esa es la cuestión. Si ganas, celébralo con un gin tonic y si pierdes, pide una ronda para celebrar que la próxima vez tendrás mejor suerte.

-        Resolver ese misterio que lleva noches sin dejarte dormir: al más puro estilo Sherlock Holmes, que para eso fue un ilustre ciudadano londinense, cualquier investigación que se precie se debe resolver con un gin tonic de la mano. Expón tu teoría, analiza las evidencias y comparte opiniones. Da igual si se trata de un misterio tal como los ruidos que escuchas todas las noches en tu casa, si ese chico que te llama tiene novia o si tu jefa tiene un pasado un tanto turbio.

-        ¿Cómo hemos pasado de Hamlet a Harry Potter?: la literatura es un tema universal y los escritores ingleses una conversación que puede alargarse durante horas. Desde Shakespeare a Agatha Christie, pasando por Dickens, Tolkien, Virginia Woolf, James Joyce, Beckett o la última trilogía de Ken Follet.

Son miles las conversaciones que podrían tenerse gin tonic en mano. Eso sí, para asegurar que lleguen a buen puerto siempre es necesaria una buena compañía, predisposición, empatía y encontrar un lugar en el que preparen este combinado lo mejor posible.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


− 7 = two

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>