horn-952994_1280

A cada gin tonic, su música personalizada

El gin tonic es un combinado que ha creado numerosas melodías musicales. Sin embargo, poco se ha escrito en torno a la banda sonora más personalizada con la que se pueden acompañar determinados. Un objetivo que queremos abordar en las siguientes líneas, pues si hay un estilo musical que se adapta a las bondades del gin tonic, por estética, melodía y contenido, ese es el jazz.

Comenzamos este recorrido haciendo referencia a la canción Can’t we be friends? De Ella Fitzgerald y Louis Amstrong. Un tema que cuenta con más de medio siglo de historia (fue compuesto en 1956) y con el paso del tiempo se ha convertido en uno de los mejores baluartes del jazz vocal de todos los tiempos.

Es por ello que desde aquí recomendamos escucharlo disfrutando de un gin tonic a base de ginebra Gilpin’s Gin Westmorland. Considerada la mejor ginebra del mundo en 2014 según el prestigioso World Gin Awards, esta bebida destinada en Londres con sumo cuidado enlaza a la perfección con la clásica melodía que acabamos de anunciar. Ello se debe a los ocho botánicos con los que esta ginebra se dota de sabor, que los caracterizan como no apta para principiantes.

Tampoco se puede dejar de lado el famoso disco Kind of blue, de Miles Davis, uno de los mejores de la historia del jazz. Grabado en 1959, el mismo fue elaborado en apenas diez horas. Una limitación temporal que no supuso una resta de calidad a este disco, muy adecuado para disfrutar de él mientras se elabora un gin tonic a base de ginebra Martin Miller’s. Destinada en Reino Unido, con diez botánicos y con la frescura del agua de Islandia, se ha convertido en la mejor aliada para echar tierra y tiempo de por medio y disfrutar de ella bajo la atenta mirada de Davis.

Por último, no queremos dejar de despedir este post sin enunciar el temazo St Luis blues, de Dizzie Gillispie, en el que la incorporación de la trompeta encandila a todo oyente que se tercie. Algo que también sucede con la ginebra Haswell. Fresca y clásica, ideal para los amantes de los gin tonics sin estridencia, al igual que esta música se convertirá en la bebida redonda para hacer inigualables los momentos de ocio. Ello se debe a su auténtico sabor de enebro y carácter cítrico, al igual que el tema de Gillispie.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


9 − = two

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>